Querida Eurovisión

Bueno, pues apenas unas horas después del Festival que junta a toda Europa en frente del televisor, llega el momento de las valoraciones. Y creedme, ha sido un festival que ha dado de sí en todo menos en lo musical, así que yo me pregunto, ¿de verdad merece la pena que esto se siga realizando? ¿es necesario el desembolso que hacen los gobiernos de cada país para semejante patraña?

Todavía recuerdo cuando el festival de Eurovisión era un acontecimiento musical de verdad. Actuaciones en lo que se primaba era la música ante todo. Vale que tenían sus pequeñas coreografías y puestas en escena, pero la música era lo principal. Ahora cuando ves una actuación eso parece una superproducción de Hollywood cuanto menos. Los artistas (bueno, alguno está por ver si cumple este término) están más pendientes a no fallar en su próximo movimiento que a la canción en sí. Y esa es otra, las canciones parecen compuestas por la misma persona. Oída una canción, oídas todas. No puede haber menos originalidad. Este año, o teníamos una balada o teníamos una canción del verano, ahí se ha movido el abanico de estilos. Cuando el pop y el rock dominaban las listas de éxitos, las canciones eran mucho más variadas y mejores, no hay nada más que ponerse algún vídeo en Youtube o ver rankings de las mejores canciones eurovisivas de la historia para comprobarlo.

Pues sí, señoras y señores, el festival está totalmente desvirtuado. Solo con ver a Australia participando sobra para darse cuenta. ¿Y el sistema de votaciones? Ahí es donde se han cargado el concurso. Con lo bonito que era antes, cuando votaban desde el simple punto hasta los doce, con los presentadores diciéndolo en inglés y francés, y con la emoción que requería el momento de espera y ver cuántos daban a España (por supuesto, como buenos españoles, siempre esperábamos que no nos dieran ni uno). Ahora te salen todos puestos en pantalla en cuanto conectan con el país que va a votar y solo tienen que decir a quién les dan los doce. La emoción a tomar por culo. Y encima, desde hace algunos años, los votos están más que averiguados, con todos los países del Este votándose entre ellos, al igual que los nórdicos o los balcánicos. Con saber un poco de geografía eres capaz de acertar un 90% del reparto de puntos. Al menos, desde hace un par de años primero vota un jurado profesional, como se ha hecho toda la vida, pero aún sigue habiendo televoto, el cual me parece que solo sirve para lucrarse con el coste de los SMS y las llamadas al 905.

Si a todo lo expuesto le sumamos la actuación de nuestro representante en el certamen, ¿qué nos queda? Pues mira, la canción ya de por sí era una puta mierda, pero claro, siempre quedaba la posibilidad de que saliera mejor de lo esperado, así que, como de una forma o de otra había que hacer el ridículo (más aún si cabe después de ver el atuendo hawaiano), que mejor forma de hacerlo que soltando un gallo en mitad de la canción. Al menos eso le va a servir a Manel Navarro para ser más recordado que si lo hubiera hecho bien y haber quedado los terceros o cuartos por la cola. En resumen, un gallo en la canción y última posición, el sueño del español medio (entiéndase Español medio como un ser catastrofista y amante de todo lo malo que le puede suceder a su país, sobre todo en concursos y deportes). Manel se ha convertido sin darse cuenta en un héroe del ciudadano de a pie.

14947129932904

 

Esto es Eurovisión, un concurso que es recordado por un australiano enseñando el culo o una mujer con barba, y la música relegada a un tercer plano (el segundo es la puesta en escena), o si no, ¿alguien recuerda la canción ganadora del año pasado? Es más, ni siquiera creo que alguien recuerde ya la del portugués que ha ganado esta edición. Y si recordamos su cara es porque nos recuerda al indigente que duerme en el cajero de la esquina, si no ni por esas.

Por vuestro bien, si queréis disfrutar del festival, tirad de videoteca y ved esas memorables actuaciones con esos artistas y sus trajes de gala, y esas orquestas que le daban ese toque y ese sonido que todos asociamos con lo que siempre debería haber seguido siendo Eurovisión.

Anuncios

2 thoughts on “Querida Eurovisión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s