Insomnio para todos los gustos

He leído que al menos un 40% de la población sufre insomnio durante más de un año, el cual podría clasificarse como crónico, y son muchísimas las causas que provocan este trastorno solo de carácter general. Si a estas le sumamos las de carácter personal, podríamos estar hablando posiblemente del problema médico con más variaciones en su tipología. Pero no estoy aquí para hablar en términos médicos.

En mi caso, el tipo de insomnio se presenta según la época y según la preocupación. Mi situación de desempleado perpetuo hace que muchas noches me cueste coger el sueño. Aunque ya esté acostumbrado a dicha situación, hay días que por lo que sea le doy más vueltas al asunto y a la hora de dormir sigo con el tema en la cabeza y cuesta sacarlo. Otras veces son los motivos familiares de cualquier índole la que no permite que pueda planchar la oreja a gusto. Cualquiera que tenga pareja sabe que algún tipo de discusión puede hacerte pasar 2 o 3 horas en la cama con los ojos como platos, mientras sigues pensando qué has hecho mal o por qué has dicho tal cosa. Aunque la mayor preocupación a la hora de dormir, hablando de familia, siempre te la van a dar los hijos. Y no hablo cuando son bebés y no te dejan dormir por motivos obvios, hablo cuando ya crecen y empiezan a vivir la vida de verdad. Personalmente he tenido suerte con mi hija, en cuanto a responsabilidad y saber estar se refiere, pero eso no quita las horas y horas de insomnio, sobre todo por su futuro, saber si le irá bien, si tendrá suerte en la vida y cosas por el estilo. También reconozco que cuando aparecieron sus primeros “amores” pasé en blanco más de una noche.hqdefault

Sea por lo que sea, siempre me ha costado conciliar el sueño. A veces se ha debido a una siesta que se me fue de las manos u otras a haber engullido litro y medio de Coca Cola en la cena. Pero también se ha dado el caso de haber madrugado, no echar siesta y estar a las nueve de la noche viendo la tele y que se te cierran los ojos. Pues bien, en el momento de llegar a la cama he empezado a dar vueltas y me han vuelto a dar las tantas hasta que ya, de puro agotamiento, he conseguido dormirme, lo cual me hace pensar que algo psicológico o muy profundo en el subconsciente tiene que haber para llegar a esto. Sin ir más lejos, hoy mismo he madrugado, después de dormir relativamente poco (unas cinco horas) y he llegado a la cama con la esperanza de dormirme sin tardar demasiado. Pues bien, aquí estoy escribiendo estas líneas a las 4:33 exactamente (dicho sea de paso, casi todas las entradas al blog las he escrito de madrugada), aunque llegará a vuestras pantallas, no se, a las 9:41 de la mañana, por ejemplo.

A veces me gustaría tener , como los droides de las pelis, un sistema de auto-apagado o un simple interruptor que me permitiera dormirme cuando yo lo deseara. Respecto a esto, había una persona con una facilidad pasmosa para dormirse en el momento que quería, y ese era mi padre. Del momento de ir a acostarse y dormirse pasaban escasos minutos. Hubo un caso hace bastantes años, y es totalmente verídico, en el que estaba yo en mi habitación jugando al ordenador (al PC Fútbol concretamente), y mi padre se fue a dormir la siesta, aunque  antes se ponía un rato la tele. Pues bien, estaba viendo el programa de “Saber y Ganar” y en un tramo de dos preguntas, no se cómo lo hizo, pero fue capaz de contestar la primera (lo oí perfectamente) y en la segunda ya estaba roncando. No podía creérmelo. Era fisiológicamente imposible que en ese lapsus una persona pudiera dormirse, y además profundamente. Pues él lo hizo, y como esa, bueno, no tan extremo, algunas veces más. Da igual que estuviera sentado, recostado o en cualquier posición a priori incómoda para la práctica onírica, él se amoldaba a la situación. Incluso cuando decidió dejarnos, hace algo más de dos años, lo hizo así, durmiendo, que seguro es de la manera que prácticamente todos quisiéramos abandonar este viaje.

Total, que a los que sufráis de insomnio no os estoy descubriendo nada nuevo, eso está claro, y a los que no os afecte este trastorno pensaréis “Bueno, ¿a mi qué cojones me importa lo que está contando este aquí?” Pues nada en absoluto, pero como habréis dormido bien, estaréis despejados y así leéis todo esto mejor y os entretenéis un rato aunque sea, y de paso os dejo una frase que siempre me ha gustado y viene que ni al pelo: Ojalá tuviera de noche las mismas ganas de dormir que tengo por las mañanas.

Por cierto, me lo he reservado hasta el final, pero el motivo de mi insomnio de esta noche es que a lo largo del día de hoy saldrán las notas del examen de oposiciones que me presenté hace cinco meses.

Deseadme suerte y cruzad los dedos conmigo.

Anuncios

7 thoughts on “Insomnio para todos los gustos

  1. Entiendo que la eliminación del Barcelona anoche no tuvo nada que ver… Yo anoche estuve hasta las 3 de la mañana sin dormir, leyendo acerca de las formas de resolver ecuaciones de 3 y 4 grado. Y ni por esas!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s