Por fin es viernes… otra vez

viernes

Echo de menos esa sensación de alivio temporal. Esa que siente la mayoría de la gente cuando se despierta un viernes por la mañana, sabiendo que en unas horas vas a tener un par de días ociosos por delante.

Para mí, un viernes es como un martes, o un domingo con tiendas abiertas. Hace mucho tiempo que no tengo esa motivación con la que empiezas la semana sabiendo que llegará el viernes y podrás desconectar de tus tareas cotidianas laborales. También se echa eso de menos, desconectar y liberar tu mente de problemas al menos durante 48 horas. Yo estoy siempre desconectado, lo cual provoca precisamente lo contrario, que no seas capaz de quitarte de la cabeza cualquier asunto que te ronde, ya que no tienes una obligación laboral en la que sumergirte.

Damas y caballeros pues, cuidad y procurad que vuestros viernes sigan siendo el trampolín al sofá, a una escapada rural, o, en el peor de los casos, a seguir trabajando más duro aún en casa, pero que siga teniendo su cometido de desconexión semanal y que podáis seguir canonizándolo como San Viernes por mucho tiempo.

Anuncios

4 thoughts on “Por fin es viernes… otra vez

  1. Y ¿a eso se reduce? A esperar pasar los días hasta llegar el viernes. Supongo que es una reacción normal en todos, prácticamente natural. ¿cómo evadirla? A mí me gustan los lunes, levantarme, aunque siempre un poco cansada, pero feliz de la idea de una nueva semana, del olor del café que espero tomar…
    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s