Quince Minutos de Fama

Has tenido la miel en los labios, pero apenas la has rozado con la punta de la lengua. Como suele ser habitual es peor el remedio que la enfermedad.

Has podido ser, como dijo Bowie, un héroe, pero solo por un día, y ahora vuelves al punto de partida.

Al final más vale permanecer permanentemente en el anonimato que asomar la cabeza un rato para luego desaparecer de nuevo.

Nadie debería contentarse con un ramo de flores, sabiendo que al poco tiempo se marchitarán.

El reconocimiento efímero es cruel.

success-1909823_1920

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s