…Y todos tan felices, o no.

live-your-dream-2045928_1920

 

Hay varios tipos de personas, cada una con sus cualidades y con sus hechos. Existen los que nacen con estrella y la vida les sonríe, y luego estamos los que nacemos estrellados y la vida se descojona (nótese la diferencia). En ambos casos se puede uno encontrar, claro está, buena y mala gente, pero no estoy aquí para hablar de eso, ya que no soy nadie para valorar a cada uno. Es más, no soy nadie a secas.

En fin, a lo que iba, antes de que me vuelva a ir por las ramas me gustaría dar mi humilde versión, vista desde fuera, de la gente que, por hache o por be, han tenido suerte en la vida sea de la manera que sea, véase familia pudiente, les ha tocado la lotería, o, por supuesto, se lo han currado por sí mismos y les va de puta madre sin deberles nada a nadie. Todos conocemos a alguien en esa situación, algún familiar o amigo, o incluso tú mismo te englobas en esta categoría. Pues a todos ellos va dedicado esto.

A ver cómo lo digo sin que suene ofensivo, ya que realmente no es un ataque, ni mucho menos. Estoy muy cansado, prácticamente harto de leer o escuchar cosas del tipo “ahora o nunca”, “aprovecha el momento”, “líate la manta a la cabeza” y cosas por el estilo. No señores, así no funcionan las cosas. Aparcad por un momento la hipocresía y os daréis cuenta que todas las frases esas tan guays se resumen perfectamente en una palabra: DINERO. Todo, absolutamente todo lo que hacéis diciendo “es tan fácil como lanzarse” no se consigue lanzándose, sino pagando, osea, con DINERO.

He visto gente publicar una foto de los fiordos noruegos diciendo, “la felicidad es tan sencilla como disfrutar de este paisaje, sin necesidad de cosas materiales”. Vamos a ver, alma de dios, ¿cuánto cojones te ha costado el puto viaje a Noruega?, y sin contar comer, alojarte y varios. O un conocido mío que dice que “la vida es corta, sigue tu instinto, con ilusión llegarás a donde quieras”, todo esto desde la terraza de un hotel de Johannesburgo, y se queda tan pancho. Osea, que con ilusión voy al aeropuerto, me planto en el mostrador (ilusionado, por supuesto) y le digo a la persona que vende los billetes que mi máxima ilusión es ir a Sudáfrica. ¿Ya está? ¿Así de fácil?

No me molesta que la gente disfrute al nivel que quiera, pero coño, ¡sed claros! No digáis que os habéis liado la manta a la cabeza, decid que os habéis liado a gastar billetes, que es como lo habéis conseguido realmente. Porque a ver, que yo sepa solo con ganas no se va a ningún lado. ¿Acaso las ganas del pudiente que puede ir a ver las pirámides de Egipto son más grandes que las mías? Seguramente no, pero yo me jodo porque mis ganas me alcanzan con suerte para llegar a Los Villares (10 kms de mi casa) y a otros les da para visitar Tokyo. ¿Cómo lo hacen? Pues ni puta idea, porque aquí no gasta nadie un duro por lo visto, solo con las ganas tienen de sobra, bueno, y otros también se arriesgan, pero siempre sin decir que tienen un respaldo de billetes bueno.

Reconozco que siento envidia, envidia sana, pero envidia al fin y al cabo, de la gente que solo viviendo el momento, la vida, no su cuenta corriente ni la tarjeta de crédito, sino la vida les da la oportunidad de poder viajar por toda Europa, e incluso con un poco de ambición llegar a Asía, América o a Oceanía ya puestos. Así de sencillo, oiga. A ciudades o países que algunos no saben ni nombrar o que no conocían, o ambas cosas, que, por casualidades de la vida, pasan de no saber ni que existen a ser el sitio que siempre soñaron visitar.

Como veis, la facilidad para disfrutar a cierto nivel solo está al alcance de unos pocos (o muchos, no lo se), y que conste que no estoy diciendo que esté en contra de que la gente haga con su tiempo libre lo que quiera, pero eso sí, por favor no nos engañéis a los demás (y de paso a vosotros mismos). Con ilusiones, mantas liadas, destinos y demás mierdas no llegas ni a la puerta de la calle, solo se necesita una cosa y es DINERO, y cuando es en abundancia, las ganas, las ideas y los riesgos aparecen solos como por arte de magia.

Como colofón me gustaría despedirme con una duda, para ver si alguien es capaz de resolvérmela. ¿Por qué el que no necesita nada material para ser feliz puede permitirse cualquier cosa (conozco algunos hasta con barco) y el que ansía cosas tangibles solo puede soñar mirando escaparates?

Hasta la próxima

Anuncios

4 thoughts on “…Y todos tan felices, o no.

  1. Es verdad que no todo el mundo tiene la posibilidad de viajar donde quiera y cuando pueda. Yo diría que son muy pocos los que pueden. Y hay tantos tipos de vidas como de personas. Pero cada uno destaca y habla de lo que le gusta o de aquello a lo que se dedica. Así que si alguien es viajero, por profesión o por gusto, habla de ello y parece que lleva una vida de ensueño. Pero la mayor parte de las veces estos viajeros, los que lo son por gusto, trabajan mucho, gastan poco y se gastan todos sus ahorros en viajar. La parte negativa no se suele contar por ahí. O al menos yo no conozco a muchos que lo hagan.

    Le gusta a 1 persona

    • Llevas razón, pero la reflexión se acerca más a la gente que viaja (o dispone de otras cosas, no solo viajar), por el mero hecho de que pueden permitírselo, pero quieren hacer ver que cualquiera puede hacerlo solo con desearlo, y claro, así no funcionan las cosas, al menos en este país.
      Referencié mi reflexión en tu blog porque, aunque me gustó la entrevista, vi precisamente eso, que con una mochila cargada de ilusión se va a cualquier sitio y, de verdad, ojalá fuera así de fácil. Sé que no es el mismo caso ya que, insisto, lo que digo aquí va más por gente que no es viajera en el más estricto sentido de la palabra.
      Aún así espero que te haya gustado mi reflexión y que disfrutes si te apetece de mi blog, y de tus viajes, por supuesto!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s